Abrir la puerta

En esta habitación hace frío. Mis manos y pies se desmarcan del resto de mi cuerpo y deciden sentirse gélidos. El Sol se muestra, seduce, nos recuerda lo hermoso que puede llegar a ser todo, pero que no siempre es. “Se mira, pero no se toca”.

Hay una puerta al lado. Esta habitación es grande y sombría, y no sé lo que habrá tras esa puerta. Pero es que esta habitación es tan grande y sombría…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo En liquidación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s