Las dobles vertientes

Recapitulando:

He perdonado y, a veces, no he perdonado.

Me han perdonado y no me han perdonado.

He amado y no he amado.

Me han amado y no me han amado.

Me han odiado. Me han odiado mucho.

He odiado. He bebido hasta el mercurio de los termómetros para dejar de odiar o, como mínimo, procurarlo.

He abofeteado y me he sentido abofeteado.

He delinquido. (No hay por qué tomarme en serio.)

He engordado. Y mucho.

He perdido pelo. Me compraré levadura de cerveza.

He sufrido, pero también he disfrutado.

He vivido. Repito: HE VIVIDO.

Aún quedan muchos frascos de tinta, muchachos.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo En liquidación

3 Respuestas a “Las dobles vertientes

  1. Clousseau

    Todo el mundo sabe que SÍ has delinquido…

  2. cristinaparapar

    Genial.Original. Sigue así

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s