Archivo mensual: abril 2012

Enfadados con el mundo

Image

Salamanca amaneció con el cielo encapotado, una buena dosis de viento huracanado/apocalíptico y una pertinaz lluvia, como es costumbre de un tiempo a esta parte. Esta afirmación no la puede confirmar el que aquí os ofrece estas líneas, ya que un servidor fue uno de esos desertores que al mediodía aún estaban dominados por el quinto sueño, pero es muy probable que así fuera.

Sin embargo, llegó un momento en que desperté de mi letargo, y mi cama y yo seguimos caminos diferentes. Comí, aunque a duras penas, y regresé a mi humilde morada. Mi planteamiento para esta tarde no era otro que dejar pasar las horas de este día de perros, pero mis deseos se vieron truncados cuando mi subconsciente me recordó que tenía un recado que hacer. Por lo tanto, me pegué una ducha, todo hay que decirlo, bastante reparadora, y emprendí mi camino.

Y ahora viene el acontecimiento que da sentido al título de esta parrafada intrascendente. Cuando estaba cruzando la acera que separa mi Colegio Mayor de la Facultad (ese era el destino) vi que un coche rojo se avecinaba a considerable velocidad. Al observar que no existía ningún atisbo de que tuviera intención de reducir la marcha, yo, en un alarde de prudencia, decidí que era preferible dejar al Fittipaldi de turno batir su marca personal a perder mis piernas. El valiente conductor, muy generosamente, me apuñaló con su mirada, revelándome que no quería ser amigo mío. Una lástima.

Desconozco las razones que le llevaron a condensar tanto desprecio sobre mí en tan pocos segundos, aunque no se descarta que sea este maldito clima, que le crispa mucho el ánimo a uno. A él, y a la gente como él, les dedico esta canción, a ver si así se les pasa su hostilidad hacia la vida:

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo En liquidación

Cuando Jarvis creyó ser Joe

De esta guisa se prodigó Pulp, en su vuelta a los escenarios,por el faraónico Festival de Música de Coachella. Una imponente puesta en escena, con el encendido de cada una de las cuatro letras que componen el nombre de la formación británica, y algo que falla. Y no es que la iluminación esté mal adaptada o que algún micro se resista a funcionar:se escuha una desconocida voz, por momentos entrecortada, y que se vuelve un caos en los falsetes. Resulta ser “el nuevo” registro  del amigo Jarvis Cocker.

No sé si es que la “farra” que se pegaron la noche anterior les pasó más factura de la que pensaban o si en California sopla mucho el viento, pero la realidad es que lo que el público se encontró fue con esta deficiencia imperdonable. Más que el cantante de Pulp al que estamos acostumbrados parecía el otro Cocker que vende discos.

Tampoco vayamos a dramatizar -con el paso de los minutos se fue entonando- pero la primera impresión que dio fue bastante paupérrima. Esperemos que para cuando desembarquen en nuestro país, dentro de escasos quince días, en el Festival SOS 4.8 de Murcia (al cual tendré la fortuna de asistir) el público pueda contemplar al Pulp que todos conocemos.

Deja un comentario

Archivado bajo En liquidación

“Atento, llegó el momento, me presento…”

Como os imaginaréis al observar el título de este artículo, aparte de parafrasear a un inefable personaje de la subcultura popular patria, vuestros ojos están ante mi primera aportación en un blog. Antes de nada, permitidme que os tutee, ya que aborrezco las formalidades absurdas y estoy teniendo la gentileza de compartir una porción de mi intimidad con vosotros (aunque, qué diablos, ni que mi vida encerrara inconfesables secretos…).

Este rincón está dedicado a volcar todos los desvaríos, reflexiones y demás parafernalia, que se pasean, errantes, por mi cabeza. Por fin, estas ideas tienen un destino, por muy triviales que sean. Ese es el único pretexto.

Sed bienvenidos. Pasad y servíos vosotros mismos.

1 comentario

Archivado bajo En liquidación